Translate it!

dimecres, 21 de gener de 2015

Cómo lavarnos el pelo?

Qué hay de nuevo?!
Después de casi tres años, vuelvo por aquí. No se por cuanto, pero espero tener algo de tiempo para dedicarme a retomar este espacio.

Vengo con novedades! Ya acabada la carrera y a la espera de encontrar un buen futuro laboral, decidí que no hay mejor cosa que hacer algo que siempre me ha gustado, así que en septiembre comencé a estudiar el Ciclo de Grado Superior de Estética Integral y Bienestar. Y en ello estoy.

Por eso, creo que es una buena excusa para volver al mundo blogger y poder aportaros trucos y consejos que nos pueden ser muy útiles.

Y hoy quiero comenzar con un secreto que hemos aprendido en clase (aunque estudiemos estética no está de más saber algunos truquitos de pelu y moda).

CÓMO DEBEMOS LAVARNOS EL PELO?

En primer lugar, debemos cepillar el pelo antes de mojarlo. Esto sirve para eliminar el polvo que se acumula en nuestro cabello.
Una vez lo mojemos, es MUY IMPORTANTE la cantidad de champú que utilicemos. Más cantidad no implica que vaya a quedar más limpio o vaya a aguantarnos más, sino todo lo contrario: un exceso del cosmético puede llegar a causar problemas capilares y de descamación.
Lo recomendable? El tamaño de una avellana (sí si, habéis leído bien, una avellana) que repartiremos por todo el cuero cabelludo con las yemas de los dedos ejerciendo un poco de presión como si de un masaje se tratara (siempre en la raíz). Es normal que no salga espuma en este primer lavado, ya que ésta aparece cuando la suciedad ha desaparecido.



A continuación lo aclararemos y procederemos al segundo lavado, con la misma cantidad o incluso menos que en el anterior. Esta vez que aparecerá espuma, aunque todo depende de lo sucio que esté el pelo. Por ello, si después de este segundo lavado notamos que aun está sucio podremos realizar un último (con la cantidad mínima posible de champú).


Una vez aclarado, es aconsejable utilizar una mascarilla para nuestro tipo de cabello una vez a la semana. El aclarado final debe ser con agua FRÍA para que se cierre la cutícula y tenga más brillo.
NUNCA frotaremos para secar nuestro cabello. Presiona suavemente con las manos para quitar el exceso de agua y después enróllalo a modo de turbante durante unos minutos.


El acondicionador es otro paso muy importante que puede ayudarnos a que luzca más brillante y sedoso. Los bifásicos son los mejores para los cabellos grasos.
Para peinarlo mojado es recomendable utilizar un peine de dientes y, si tenemos muchos enredos, dividirlo en secciones para facilitarnos el trabajo.




Lo mejor? Dejarlo secar al aire, pero si no tenemos tiempo podemos utilizar el secador (para que no se estropee del calor, aplica un protector para evitar posibles daños y roturas).
Ah, y NUNCA te hagas coleta o recogido con el pelo mojado, ya que también causa el debilitamiento de éste.



Una vez seco, peinalo con un cepillo. Y en los casos en los que hay electricidad en el pelo, aplica un poco de laca a unos veinte centímetros del cepillo y luego péinate con él. Notarás los efectos.
Por último, utiliza serum para las puntas, pero siempre al final, ya que al contener aceite, si posteriormente aplicamos calor se nos puede quemar.

Espero que sigáis estos consejos y me contéis si os ha funcionado.
No es solo una medida para mantener y cuidar nuestro cabello, sino que es un- buen truco para ahorrar cosméticos, ya que en muchas ocasiones nos excedemos con las cantidades y no siempre es lo mejor.



Gracias por vuestra visita!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...